Cristina Gallegos, autor en Notus MAG
alimentacion-pequeños-1.jpg
Cristina Gallegos12 diciembre, 2018

Lo bueno es que no necesitas graduarte en nutrición para criar hijos sanos

Los padres, son los responsables de que sus hijos aprendan a comer sano desde pequeños, la alimentación de los niños es un aspecto central en sus vidas. Lo bueno es que no necesitas graduarte en nutrición para criar hijos sanos, sólo debes seguir algunas recomendaciones básicas.

Tanto en el grupo familiar como a nivel de centros educativos, la alimentación se ha convertido en uno de los ejes principales. Incluso en algunas escuelas forma parte del proyecto educativo por considerarse uno de los aspectos más importantes y fundamentales en el desarrollo de los más pequeños.

Lucía Bulto Nutricionista, explica en su libro “Los consejos de Nutrinanny” que “Comer sano es incorporar alimentos de buena calidad, que no contengan azúcares y grasas saturadas en gran cantidad. Así, los pequeños serán adeptos a las comidas sanas y rechazarán lo que se considera comida chatarra” y afirma que el incluir la actividad física diaria en los niños es tan importante como alimentarlos correctamente.

Al igual que los adultos, los niños necesitan alimentos nutritivos, pero con diferentes proporciones y cantidades de calorías, en función de sus edad, sexo y actividad.

La Guía Pediátrica de la Alimentación recomienda que elijas alimentos como…

Frutas y verduras, haz que consuma tres piezas de fruta y dos raciones de verdura al día, el azúcar de las frutas le proporcionarán energía duradera.

Pan, pasta, arroz y cereales integrales, es mejor que sean integrales, porque tienen más nutrientes como el hierro, vitaminas del complejo B y fibra dietética.

Pollo, pavo, y legumbres que tienen proteínas vegetales, con más frecuencia que carne roja.

Pescado saludable como el salmón y trucha, por sus ácidos grasos omega 3.

Productos frescos, lácteos bajos en grasa y carnes magras entre otros.

Adicionalmente, hay que invitarlos a surtir la despensa y a participar en la preparación de las comidas. Los expertos aconsejan hablarles de los beneficios de cada alimento para su cuerpo. “Esto es conocimiento en nutrición y de allí nace una adecuada conducta alimentaria”.

Tips de uso diario…

  • No utilice la comida como premio o castigo.
  • Si hay un alimento que no sea totalmente de su agrado, sirva pequeñas cantidades de este mezclado con otro que le guste. Esto permite que poco a poco acepte el que rechaza.
  • Cuando rechace un alimento, presénteselo una y otra vez en el plato. Los estudios demuestran que después de 15 veces, el alimento finalmente es aceptado por el niño.
  • Deje alimentos al alcance de los pequeños sin ofrecerlos, especialmente frutas y verduras.
  • No los obligue a comer.
  • Los padres deben estar relajados cuando los acompañan a comer.
  • Deben darles cinco comidas al día, por lo menos cada tres horas. Evite el picoteo entre estas.
  • Minimice las distracciones durante la comida.
  • Introduzca alimentos nuevos gradualmente.
  • No restrinja ningún alimento; en la moderación está la clave del éxito.
  • Seleccione alimentos de calidad y que estén fortificados con vitaminas y minerales.
  • Lea las etiquetas de los productos y seleccione aquellos que tengan menor cantidad de azúcares y grasa.
  • Los lácteos y derivados son claves para su crecimiento y desarrollo por su contenido de calcio y vitamina D.
  • Use en sus preparaciones aceites y grasas vegetales, preferiblemente.
  • Modere el uso de azúcares y de sal. Solo inclúyalos después del primer año de edad.
  • A mayor actividad física, mayor es el apetito. Permita que los niños corran, jueguen, salten y sean muy activos.
piel-frio.jpg
Cristina Gallegos12 diciembre, 2018

Manos agrietadas, labios secos, irritaciones. Si, el frío comienza a dejar las primeras secuelas sobre la piel

Durante la época de invierno la piel queda expuesta a condiciones externas como el frío, el viento, la falta de humedad y cambios drásticos de temperatura, provocando que la piel se vea seca, apagada y más sensible.

No toda la piel del cuerpo sufre de igual manera las consecuencias del frío, las zonas que llevamos tapadas están más protegidas, pero ¿Qué pasa con el rostro?

El Dermatólogo, Roberto Arenas, en su libro sexta edición titulado “Dermatología”, explica que la nariz, la frente o la barbilla donde suele presentarse más grasa, son zonas más resistentes a las agresiones del invierno. Las mejillas y labios resultan más afectadas porque son zonas extremadamente sensibles donde se contraen los vasos capilares y no llega suficiente oxígeno ni nutrientes a la dermis, dando como resultado una piel apagada y más sensible.

Las pieles secas, delicadas y claras suelen ser las más afectadas y propensas al enrojecimiento cutáneo por la falta de glándulas sebáceas, al ser más finas visualmente se perciben rojeces y patologías como la rosácea o cuperosis estado de la piel que se caracteriza por un enrojecimiento.

No sólo es el reflejo de nuestra imagen exterior, es muy importante mantenerla en las mejores condiciones y especialmente en algunas épocas del año como el invierno.

Tips para cuidar la piel en invierno…

  • La hidratación es fundamental, utiliza cremas más nutritivas sobre todo si tu piel es seca.
  • En invierno también debes hidratarte por dentro, acostúmbrate a beber agua durante todo el día.
  • Protege tu piel con jabones suaves o con emolientes y humectantes.
  • Incluye jugos verdes en tus mañanas, es una gran fuente de vitaminas y le da mucha iluminación a la piel.
  • Siempre trae contigo un bálsamo labial y crema de manos, aplica varias veces durante el día.
  • El sol también daña la piel en invierno, asegúrate de ponerte protector solar diario así evitaras la aparición de arrugas.
  • El ejercicio mejora la circulación y la capacidad de oxígeno.
  • Para el cuerpo utiliza fórmulas altamente hidratantes como manteca de karité, cacao, aloe vera y aceite de almendras.
  • Elige prendas de tejido térmico, como el algodón, conserva el calor y mantiene la piel seca.

Procura evitar…

  • Utilizar agua demasiado caliente a la hora de la ducha, resecará más tú piel.
  • Los cambios bruscos de temperatura, para disminuir las rojeces en las mejillas.
  • Alimentos con alto contenido en yodo como la sal de mesa, el exceso puede abrir los poros y estallar el acné.
  • Fumar, el tabaco acelera el envejecimiento del cutis.
  • Humedecer los labios con saliva, esto produce una irritación adicional.

 


Notus MAG

Notus MAG es una revista mensual con tiraje de 20 mil ejemplares distribuidos de manera gratuita en las principales zonas económicas y habitacionales de León e Irapuato. Forma parte de los servicios e impresos de Notus


CONTACTO

LLÁMANOS



Instagram



Publicidad